Espera

Antes, terminaba una novela cuando acababa de escribirla, de revisarla. Miraba ese punto y final, cerraba ese archivo de borrador beta, y respiraba. Ahora, tras un par de disparos errados, lo que hago es contener el aliento. Porque la novela no está terminada, no es, hasta que mi agente diga que vale, que sirve. Es ese momento entre terminar el pastel y probarlo, salvo porque aquí no hay recetas perfectas, y cada vez que se intenta hacer algo nuevo hay altas probabilidades de que tengas que terminar tirándolo.

Así que eso, a esperar.

J.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.