Punto y final

Y ayer finalmente acabó la ruta, en la FNAC de Málaga. Así que es el momento de poner el punto y final con un enorme gracias. A todas las personas que vinisteis, a las que querías pero no pudisteis, a las que os habría encantado estar. A las que me leéis, y os gusta,  y me lo decís. A aquellas con las que nunca cruzaré una palabra. A las que me soportáis en el día a día, y me queréis a pesar de ello.

La Ciudad ha completado su historia. Las Casas de la Carne han encontrado su lugar. Y ahí queda, para todos y todas los que decidan acercarse por mis letras. Me deja, tras estos años de trabajo, una cantidad inesperadamente alta de personas que se han cruzado en mi vida, de recuerdos y emociones, de amistades que vinieron para quedarse.

Por lo demás, gracias de nuevo. Y ahora, en cuanto pueda, empezaré a agradecéroslo del mejor modo posible.

Escribiendo.

J.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.