Hellblazer y Azzarello: un mago sin magia

Vamos a hacer un inciso para hablar de mi última lectura. Por Reyes pedí el recopilatorio de Hellblazer de Brian Azzarello. Fue un disparo a ciegas, porque hacía muchísimo que no leía nada de Constantine, así que, impulsado por la época de Wonder Woman de este guionista, decidí probar con su volumen. Para situarnos, diré que lo último que yo leí de Hellblazer creo que era de la época de Paul Jenkins, cuando el mundo era joven, y que me encantó.

¿Cuál es la conclusión tras leer el tomo de Azzarello? Que son historias muy interesantes, pero que en ningún momento me está hablando de un mago ni de magia. La decepción ha sido importante. Porque John Constantine es un mago. O lo era, por lo que yo sé. Y en estos arcos argumentales se conserva toda la personalidad y el cinismo, se enlazan historias crudas y oscuras bien hiladas, pero se obvia la magia. Respecto a la parte sobrenatural, lo mismo podría ser el Killgrave de Jessica Jones que el mago británico. Tenemos un protagonista que suponemos que hace cosas, pero en ningún momento vemos cómo las hace, ni lo entendemos. No se lleva a cabo el más mínimo intento por explicarlo. Solo una viñeta de sonrisa astuta. Unas cuantas, en realidad. Y eso es la magia para Azzarello.

¿Por qué? Pues supongo que porque han puesto a escribir sobre un mago a alguien que no tiene ni la más remota idea de magia. No sé en qué lugar desapareció esa parte de los cómics, en qué entre Jenkins y Azzarello, pero supongo que lo iré descubriendo conforme vaya comprando los demás recopilatorios.

Así que muy mal. Fui a echar un vistazo a un primo hermano de la Saga de la Ciudad, y me encontré toda la oscuridad y nada de lo sobrenatural. Espero que haya sido sólo una fase, y Constantine siga dedicándose a lo suyo en las etapas de los otros guionistas.

J.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.