Problemas y planificación

El problema no es escribir el libro. Después de tres novelas largas y dos cortas, escribir ya no es nunca un problema. Ni los personajes, ni el ritmo, ni los diálogos. Eso son preocupaciones que quedaron atrás hace mucho tiempo.

El problema de encajar las piezas

El problema es que llevo mil trescientas páginas lanzando piezas de Tetris al aire, y ahora todas tienen que caer encajando a la perfección, y con cada giro que hago y cada elemento que coloco, me voy quedando con menos margen de maniobra, y se va comprobando si el diseño y la planificación han sido lo suficientemente buenos, o si al final voy a tener que reescribir doscientas páginas.

Y de momento, por si os interesa saberlo, todo encaja. Dando respuestas a todas las preguntas que he ido generando, sin Deux Ex Machina, y contando lo que quiero contar. Pero claro, sólo llevo un tercio. Cuando lleve dos tercios, volvemos a hablar.

J

Deja un comentario