Por qué escribo lo que escribo (1/2): Sexo

Sex - Stuart Caie

Cuando escribo, escribo también sobre sexo. Creo que el sexo es importante. Creo que el sexo es algo de lo que hay que hablar. Por eso trato de incluir alguna escena de sexo de mis personajes, porque es parte no sólo de la vida y del mundo real, sino también una parte esencial de lo que somos. De hecho, creo que si no incluimos la dimensión sexual de un personaje estamos ocultando o negando la posibilidad de conocer parte de lo que le define. Contamos cómo habla, la música que escucha, lo que le gusta comer… Pero nunca cómo folla. Dejemos de pensar un instante en personajes y pensemos en personas: conocemos a una persona algo fría y distante pero a pesar de ello nos gusta, y acabamos acostándonos, y en el sexo descubrimos que es enormemente afectiva y cariñosa, aunque en el día a día no lo sea. Eso cambia nuestra visión de esa persona. O una persona que de cara a la gente es sociable y simpática y seductora, pero que en el sexo es egoísta, despectiva y fría. El sexo es parte de lo que somos, y cuando tienes sexo con una persona la conoces de un modo diferente que cuando no lo tienes. Porque ahí estamos desnudos, literal y metafóricamente. Por eso me gusta que mis personajes tengan sexo, y poder enseñar también esa parte de ellos. Por eso me detengo a contarlo. Con emoción, con pasión, con alegría, con calma o con prisa. Dedicando el tiempo que haga falta. Porque sin esa dimensión, el personaje estaría incompleto.

En El Libro de Sombra hay un capítulo entero dedicado al primer encuentro (sexual) entre los protagonistas (bueno, o los personajes principales si se prefiere). Porque en ese momento es imprescindible entender lo que sienten y cómo conectan de ese modo. Me costó mucho escribir ese capítulo. Porque era mi primera vez. Los siguientes han sido mucho más fáciles, más entretenidos, más variados o más intensos. Pero ese primero lo recuerdo con especial cariño ;-).

En El Libro de Ivo no hay casi sexo. Hay escenas fugaces, hay violencia (y la agresión sexual nunca es sexo, es violencia sólo), y eso sirve para contar otras cosas y tengo otras motivaciones para contarlas (véase la parte 2, en breve). Pero en lo que he ido escribiendo después (que es Sombra y es Lucian) el sexo se ha convertido en parte esencial de la construcción de cada personaje. Y me gusta que sea así. E, igual que con todo lo demás, me gusta contarlo sin apartar la mirada ni taparse con la manta después. Porque cuando te destripan sangras. Porque cuando follas estás desnudo.

No Unlawful Sex - Kris krug

La verdad, no sé si habrá alguna persona que se escandalice con el sexo en El libro de Sombra, igual que seguro que hay alguna que se escandaliza con la violencia en el de Ivo. Espero que sí, porque si no escandalizas a nadie ni le sorprendes es que estás haciendo las cosas como todo el mundo.

J.

Deja un comentario