7. Magia de sangre y sacrificios

Códice de Madrid, sacrificio
Códice de Madrid, sacrificio

Magia de sangre. Palabras grandes que conjuran instantáneamente situaciones salvajes y despiadadas. Sacrificios. Sacrificios humanos, voluntarios o no. Vírgenes entregadas al cuchillo o a las llamas. Los sacrificios humanos son, sin lugar a dudas, una de las imágenes más intensas que tenemos de ese lado oscuro de la magia. Adoradores del diablo asesinando a bebés. El sacerdote primitivo arrancando el corazón palpitante de su víctima. Dioses oscuros que requieren siempre sangre para alimentarse. Todo ello son elementos de enorme fuerza que, no obstante, son en gran medida falsos.

El Sacrificio de Isaac, por Caravagio
El Sacrificio de Isaac, por Caravagio

Es cierto que los sacrificios de sangre han existido desde los primeros tiempos del ser humano, o casi, pero siempre han ido ligados a las religiones, no a la magia. Eso es lo primero a tener en cuenta. Y lo segundo es que esos sacrificios raras veces eran humanos. Un toro sacrificado a los dioses que después se comían sus seguidores. Eso es un sacrificio histórico. Básicamente una barbacoa muy ritualizada.

En la magia, entendiendo magia como las formas de influir en la realidad sin mediación de dioses, la función de la sangre ha estado mucho más restringida. En algunos tratados antiguos se habla de elementos animales, por ejemplo. Y en religiones mágicas como la santería y el vudú los sacrificios animales siguen estando presentes. Porque, como su propio nombre indica, son religiones mágicas, no magia.

Copa y sangreSegún a quién le preguntes, una gota de sangre puede ser un reactivo importante en un hechizo, cierto, como elemento de conexión con el objetivo o como potenciador de la voluntad del mago, pero no encontrarás ningún trabajo mágico moderno que se alimente de sacrificios.

Dicho esto, es fácil suponer que la magia de sangre que aparece en El Libro de Ivo no tiene base real. Tomo elementos prestados de diferentes lugares y épocas para crear dos sistemas distintos, uno digamos de magia de sangre basada en sacrificios internos, y el otro basado exclusivamente en sacrificios externos. Y, en este último caso, es un proceso mucho más parecido a la religión que a la magia. Y si no entro es más detalle es porque de esto seguiré hablando más adelante.

Nos vemos en el 6.

J.

Magia de sangre

Deja un comentario