9. Alta magia y Magia ceremonial

Clavículas de SalomónNo recuerdo cuándo fue la primera vez que escuché hablar de magia ceremonial, porque yo llegué hasta el estudio de la magia por otros caminos. Pero sí recuerdo perfectamente el primer libro que compré sobre el tema: Clavículas de Salomón. “Libro de conjuros y fórmulas mágicas, 1641”, reza el subtítulo. Es una edición semi-facsimil, bilingüe, de editorial Humanitas. Me lo leí de cabo a rabo. No entendí nada. Datos, alineaciones, conjunciones, nombres (y nombres y nombres), diagramas, sellos, relaciones. Bienvenido a la magia ceremonial.

 

A Magician, by Edward Kelly
A Magician, por Edward Kelly

Que me corrijan los expertos, pero creo que podemos empezar a hablar de magia ceremonial cuando comienza a haber textos que definen complejos rituales, en general encaminados a atraer y dominar potencias espirituales. Surge, por lo tanto, de la mano de la alquimia, con el auge del ocultismo en la parte final de la Edad Media, comienzo del Renacimiento. Y no, no me refiero a Nicolas Flamel y la Piedra filosofal. Me refiero, por ejemplo a John Dee y todas las corrientes que evolucionaron desde el hermetismo. Mucho antes de saber de magia ceremonial yo ya había leído textos sobre la Tabla Esmeralda  de Hermes Trimegisto, pero claro, en ese momento no lo relacioné. En cualquier caso, esas corrientes renacentistas fueron la base de las sociedades que darían auténtica forma a la magia ceremonial (que autodenominarían alta magia, frente a la magia popular y tradicional). Estoy hablando de los Rosacruces, pero sobre todo de la Orden Hermética de la Golden Dawn (y con esto hemos dado un salto enorme hasta finales del siglo XIX).

 

Es en el siglo XIX y comienzos del XX cuando la alta magia toma su estructura actual. Yo no puedo ni siquiera intentar explicarlo en unas pocas lineas. Ya se encargó de hacerlo amplia y densamente Aleister Crowley. Thelema y Ordo Templis Orientis son otros nombres que deberíais apuntar.

 

No obstante, trataré al menos de enumerar algunos detalles necesarios para que distingáis a un mago ceremonial completamente pertrechado si os lo cruzáis por la calle. Que no os lo cruzaréis, porque las herramientas mágicas son sagradas, y deben mantenerse puras. La espada, la daga, el caldero, el cáliz, las velas, la varita, el pentagrama, el pantagrama… Piedras, alineaciones planetarias, invocaciones. La magia ritual es perfección y práctica. Es dominio sobre lo que existe y lo que es, y sobre todo sobre lo que puede ser. No puede agitarse una varita sin más. No puede concentrarse la voluntad sin más. No. Todo tiene su tiempo, su lugar y su forma de hacerse. Existen reglas. Muchas. Y hay que conocerlas. Y aplicarlas.

 

Aleister Crowley
Aleister Crowley

Ahora mismo no tengo un montón de libros de magia ceremonial en mi estantería, no es creáis. Tengo sólo uno moderno y de un grosor razonable, que es un punto de partida hacia muchos otros libros más antiguos: High Magic, Theory and Practice, por Frater U.·. D.·..

 

¿Qué es entonces la magia desde el punto de vista de la magia ceremonial? Según dijo Aleister Crowley, la magia es la ciencia y el arte de hacer que ocurran cambios de acuerdo con la voluntad. Con muchas herramientas mágicas para ello.

 

Nos vemos en el 8.

J.

Magia Ceremonial y Alta magia

One thought on “9. Alta magia y Magia ceremonial

Deja un comentario