Ego/Miedo (editando El Libro de Ivo, IV)

Hace ya casi una semana que se anunció El Libro de Ivo en Fantascy. Que finalmente se anunció El Libro de Ivo, porque entre una cosa y otra ha sido un proceso muy largo. Y quedan cinco meses para que la gente pueda leerlo. Y se cruzan impresiones en mi interior, que se cruzan a su vez con las impresiones del exterior. ¿Por qué? Veamos un par de ejemplos sencillos. Dicen en Fantascy

Una novela magistral sobre el mundo de los sueños, las perversiones y los miedos del hombre.

Y dice Txell Torrent, con unas palabras que me emocionan especialmente:

Para los fans de Clive Barker y para los que echan de menos títulos de terror realmente adulto, para los que saben que la magia se construye con rituales de sangre y no con varitas mágicas, para todos vosotros (ya sabéis quiénes sois): bienvenidos.

Y también dicen cosas buenas Emi Lope, y Ricard Ruiz Garzón


¿Genial, no? Todas las personas que la han leído han dicho cosas buenas de ella. Entre buenas y muy buenas. Todas las personas que aman la fantasía y el terror al menos, que seguro que algunos de los padres y madres de los alumnos que sirvieron de lectores de prueba piensan que soy un degenerado y un enfermo :-).

Entonces, ¿de donde viene el miedo que siento?

Cabría pensar que es porque en realidad no creo que sea tan buena. Pero no voy a pecar de falsa modestia. Creo que la novela es buena. Si no no se la habría enviado a Txell, si no Txell no se la habría enviado a Emi, si no Emi no se habría decidido a publicarla. Y cuando hablamos en confianza en casa y alrededores, yo también me comparo con Clive Barker, porque no hay casi nadie más con quién compararse, no necesariamente porque diga que soy igual de bueno. El horror y la magia para adultos son un territorio muy vacío.

El miedo viene probablemente de que finalmente la novela saldrá. E inevitablemente alguien dirá que no le gusta, y ese alguien pueden ser muchos alguienes. El miedo viene de que creo que El Libro de Sombra es aún mejor que El Libro de Ivo, y falta una cantidad indeterminada de tiempo para que la gente pueda verlo. El miedo viene de que creo que es una buena novela, y no sé como decirlo sin quedar pedante. Así que lo dejaré en que, siendo como soy un lector muy crítico, cuando la leí después de escribirla, me gustó. Porque no es sólo la novela que he escrito, es la novela que me gustaría leer.

Ego satisfecho. Regreso al miedo que me va a acompañar mordisqueándome las entrañas durante los próximos meses.

J.

Deja un comentario