Sobre cómo comenzar

Es cierto que el lenguaje es distinto en la literatura y en la televisión. En realidad creo que en un libro es más importante cómo terminan las cosa. La última frase del capítulo, del libro. Pero en la tele los comienzos me apasionan. Los títulos de crédito, sí. Y la última genialidad que he visto es la presentación de True Detective

Genial, como lo fue la de True Blood, por ejemplo. Hay más, claro. American Horror StoryJuego de Tronos, la de Weeds con sus infinitas versiones de la misma canción, Dexter, Orange is the new Black, aunque sea un estilo diferente. En realidad creo que tiene que ver mucho con la canción que suene, al menos para mí.

Y eso me ha llevado a recordar comienzos de películas. Presentaciones que merecen ser vistas una y otra vez por sí mismas. Y con canciones geniales, por supuesto. ¿De qué estoy hablando?

Watchmen, por supuesto.

Y también, independientemente de lo que puedas pensar del resto de la película, Sucker Punch. Genial:

Y sí, son las dos de Zack Snyder. Algo tiene este hombre que me encanta al menos como empieza las películas (incluido El Hombre de Acero, que la deje a medias)

Y luego, claro, está esto. Que creo que debió de ser un aviso suficiente. Si no se curran el principio, ¿por qué pensábamos que iban a trabajar el final?

J.

Deja un comentario