Stephen King

Stephen_King_by_HenrikJonsson

Dice Stephen King que no vale gran cosa. O lo dice El País parafraseándole. Más o menos estoy de acuerdo. Es un escritor que casi siempre me decepciona, pero al que vuelvo de vez en cuando. Porque es un escritor prolífico, y creativo, y del que surgen incontables historias y personajes. Luego no suele gustarme lo que hace con ellos. En mi casa, las conversaciones sobre el tema suelen ser “¿Qué tal el libro?” “Ya sabes, Stephen King, muy chulo 800 páginas, y las 50 últimas páginas acaba todo de cualquier manera”. Esa fue mi sensación con La Cúpula. Me gustaron mucho algunas partes, y muy poco otras. Incluido el final. Lo cual, haciendo aritmética, lo sitúa en la categoría de libro… ¿malo? ¿regular? No lo tengo claro.

Pero con Stephen King me pasan dos cosas. Primero, que me parece un ser humano genial. Y eso siempre da puntos. Además, sin Stephen King no habríamos tenido Clive Barker, porque fue él el que desinteresadamente dio el empujón inicial a los Books of Blood, que fueron el punto de partida de todo. Todo el horror moderno, en literatura y cine. Todo. Con lo cual sin Stephen King yo no tendría las Casas de la Carne, ni escribiría lo que escribo. Aunque sea indirectamente.

Segundo, que Stephen King escribe mucho. Muchísimo. Con lo cual le basta con tener cuatro o cinco novelas geniales para ser un gran escritor. Y como aparte de esas novelas geniales tiene muchísimas novelas regulares y mediocres, es un grandísimo escritor. Poniendo una analogía con la literatura clásica española, Lope de Vega es insuperable no porque todas sus obras de teatro fueran geniales, que no lo eran, sino porque escribió muchísimas, de las cuales hay unas pocas geniales, y muchas mediocres y repetitivas. Así que o bien Lope era el Stephen King del teatro, o King es el Lope de la fantasía-terror :-). Y por eso también hay que quererlo.

No hay conclusión, así que no la esperéis. El tiempo dirá qué queda de todos ellos. O nosotros. Desde aquí, no hay más que opiniones desenfocadas.

J.

Deja un comentario