Interludio

metronome_by_samacsEsperando para empezar la siguiente etapa, El Libro de Lucian aguarda justo en el rabillo del ojo. Tengo un directorio nuevecito con un archivo de índice y otro de notas, y varias cosas más. Tengo un puñado de folios doblados por la mitad con el esquema detallado de los primeros seis capítulos. Tengo el fondo de escritorio que va a acompañarme durante el proceso de escritura, y la canción que lo abre. Pero aún así hay que esperar un poco aún.

¿Y qué hago en el interludio? Saldar cuentas pendientes. Coger ideas que antes no había sido capaz de desarrollar, y transformarlas en relatos. Sí. Dos cuentas pendientes, dos pequeñas espinas que me he sacado con enorme facilidad y enorme placer estos días. Una se llama Capas Rojas. La otra se llama Otoño. Lo cual es la prueba más directa de que he aprendido mucho en estos dos libros. Y que aún me queda mucho por aprender. Antes tenía prisa por contarlo todo, y al final me dejaba en el tintero la mitad. Ahora me esfuerzo en esa complicadísima tarea de darle a cada historia el espacio y el tiempo que necesita. En ello estoy.
J.

Deja un comentario