De por qué American Horror Story Coven (y por qué no): brujería y ficción

american_covejadsf.jpg.pagespeed.ce_.1ps12Fopv_

Pues con ese título tan larguísimo que acabo de marcarme ya está casi todo dicho. De salida, tras ver el primer capítulo, American Horror Story: Coven no. Y me la voy a ver entera, y me lo voy a pasar bien. Pero coven no. Yo esperaba una serie de brujas (witches, witches everywhere), en el peor de los casos una serie de brujas y (o vs.) vudú. Pero me he encontrado una serie de superhéroes. Una serie de terror de superhéroes, pero de superhéroes. Eso, siento decirles, no es brujería. Ni siquiera es magia. Son superpoderes innatos. Hasta con su escuela para jóvenes talentos del profesor Xavier. Con una jerarquía de superhéroes en este caso, con su bruja suprema que tiene todos los poderes. Son superhéroes. Sólo femeninos, con línea de sangre, pero superhéroes. Naces con el poder, aprendes a controlarlo o no. De hecho, ni siquiera superhéroes en el sentido amplio, son mutantes. Eso no es brujería. De hecho no tiene nada de brujería aparte del nombre. Ni siquiera son poderes especialmente brujeriles. Telequinesis. Por favor. Precognición, bueno. Transmitir el dolor propio al dolor ajeno (“muñeca vudú humana” dicen). Me parece que estoy viendo un episodio de X-Men, la verdad. Hay que permanecer ocultas vs. hay que aprender a defenderse del mundo. Con lo cual tenemos a la bruja profesor Xavier y a la bruja Magneto, sólo que aquí son madre e hija.

Y tras decir ampliamente por qué no es de brujas, lo justo es que diga qué considero yo que debe tener una serie de brujas. En primer lugar, que puede haber más o menos don innato, pero que la magia se aprende. Y se estudia. Es un conocimiento que no surge por sí mismo. Por ejemplo, las Wicca de True Blood me gustaban bastante, estaba todo bien enfocado desde mi punto de vista. Ya Buffy sentó las bases, de un modo mucho menos serio. Se estudia y se aprende, y dominas campos nuevos. Luego estás limitado por tu disciplina y esfuerzo y capacidad, pero lo primero es que se estudia (I <3 Willow). Los libros de Harry Potter establecen un punto intermedio. Por un lado es un don que tienes o no tienes, que se hereda, pero por otro si no estudias no sirve para nada. Eso también me vale. E incluso puede que se te dé mejor un tipo de magia que otro. Lo acepto. Pero nada de superpoderes, por favor.

No obstante, lo hecho hecho está, así que seguiré viendo American Horror Story: Coven of professor Xavier / American Horror Story: X-Women, pero teniendo totalmente claro que no es una historia de brujas. Lamentablemente. Y como es la premisa básica, es lo que hay. Otra oportunidad perdida. Qué le vamos a hacer.

J.

Deja un comentario