Citas del maestro

Normalmente las citas de Clive Barker me limito a traducirlas en Facebook, pero esta me apetece ponerla aquí, por un par de cosas que ahora explicaré:

¿Por qué censurarse uno mismo cuando no hay necesidad? No es como en las películas, donde hay ciertas cosas que no pueden mostrarse. En los libros, todo vale. ¿Hay algún tema que no querría tocar? S´, nunca ambientaría una historia de horror en un campo de concentración, por ejemplo. No me parece adecuado explotar atrocidades que han sucedido realmente. Mi responsabiidad como escritor es producir metáforas complejas y entretenidas para los miedos que son inseparables de la condición humana. Quiero sondear los sueños y las pesadillas que nos visitan a las cuatro de la mañana.

Aparte de la importancia de entender el género de horror como metáfora, de buscar el mensaje que hay de detrás, de mirar lo que no queremos mirar para ver qué descubrimos, está el hecho de la censura. Con toda la truculencia del cine “de terror”, hay muchos temas que son intocables. Descuartizar no, por supuesto, pero la literatura es infinitamente superior en su capacidad de desvelar lo que nos horroriza y permitirnos enfrentarnos a ello. Si en algún  momento del futuro La Saga de la Ciudad acaba convertida en película, habrá cosas que se quedarán fuera. Simplemente porque no se pueden mostrar en el cine. ¿Que qué recomiendo yo? Leéte el libro, por supuesto.

J.

PD: vale, hay excepciones, como Crepúsculo y similares, que no merecen existir. En ese caso no te leas el libro, no veas la película. Con los trailer honestos es suficiente.

Deja un comentario